En los últimos años hemos visto a cantidad de líderes deprimidos.
Esto no significa que creyeron menos o que no tenían Palabra en su corazón. Muchos de ellos son gran testimonio en medio de sus comunidades, sin embargo han vivido envueltos en procesos de depresión.
Notamos 4 causas por las cuales muchos lideres hoy entran en espacios de depresión y tristeza.
1. Angustia
2. Altas Expectativas
3. Desazón por situaciones pasadas
4. Incertidumbre de futuro
1. Angustia. Algunos entran en espacios de depresión por vivir en medio de una angustia constante. Esto se denota en el pecho oprimido. La palabra angustia viene de la misma raíz que ANGOSTO. Es un terreno estrecho y reducido. Muchos llegan a lugares de servicio o exposición para el que no se prepararon y tienen la superficie muy pequeña para una obligación tan grande. Deben ampliar la superficie. tomar la decisión de incorporar nuevas habilidades, de crecer en su base espiritual, de dedicarle mas tiempo a las Escrituras.
2. Altas expectativas. La exigencia del tiempo actual, sumada al enaltecimiento del ego y de tratar siempre de quedar bien deprimen a muchos lideres. Tendríamos que hacer un compromiso de vivir este día con 0 expectativa. Salir a la vida sin expectativas. Pero eso no significa resignado, sino con cien por ciento de compromiso, cien por ciento de amor, cien por ciento de entrega, cien por ciento de aceptar el desafío cotidiano. Si me paro en el lugar del compromiso y no en el lugar de la exigencia tendré mucho mas para aprender de cada momento y no los viviré como una evaluación constante.
3. Desazón por situaciones pasadas. Hay circunstancias externas que son muy fuertes. Malas noticias, perdidas, situaciones inesperadas. Que hacen de esa circunstancia un todo y que me llevan a repetir ese pasado en mi mente a cada instante. Para poder salir de la depresión que ocasiona la desazón debe saber que el dolor muchas veces es inevitable pero que el sufrimiento es opcional. Qu la mitad de lo que me pasa es el hecho y la otra mitad es la interpretación del hecho. Si busco a cada situación sacarle aprendizaje y no solo solución, si me permito aprender de las adversidades podré caminar erguido en medio de la desazón y no deprimirme.
4. Incertidumbre de futuro. Muchos líderes se deprimen porque es incierto hacia donde van y que va a pasar con ellos en su día de mañana. Y caen en pozos depresivos constantes por mal entender el concepto FE. Algunos creen que FE es confianza en lo incierto y no certidumbre en QUIEN confío. Le dan demasiado poder a la incertidumbre cuando Dios nos invito a caminar confiando en El y co-creando con El el mundo en el que deseamos vivir.
Algunos tips para aquellos que se han encontrado en algunas de estas situaciones:
1. Confíe. Dios lo invita a ampliar su superficie. La Palabra dice que si usted elige ir a El el ensanchara su superficie.
2. Diseñe el futuro con propósito. Usted es especial y único y Dios tiene un plan para usted. Usted ha sido elegido para ser protagonista de su vida y no espectador de su destino. Hágale caso a Dios. Tómese en serio. El lo hace.
3. Viva cada momento como único. No viva el día como un cumulo de exigencias agotadoras una tras otra sino como momentos donde dejamos nuestra huella y elegimos ser cien por ciento compromiso, amor, entrega y desafío.
4. No tema. Dios siempre que encontró un líder en depresión le dijo NO TEMAS. Hoy se lo dice a usted. No tenga temor. El temor le paraliza. El versículo de Salmos 34.4 le exhorta a buscar a Jehová en medio de su temor. Y garantiza que el le librara de TODOS sus temores. De todos. Para Dios no hay imposibles. Y mucho menos en su deseo constante de bendecirte…
Dr Hector Teme